Modelo de escrito mediante el cual se desahoga vista con oposición a la admisión de prueba superveniente

IMPRIMIR

 

XXXXXXXXXXXXX

VS

XXXXXXXXXXXXX
Juicio Ordinario Civil

Expediente número.- XXX/200X

Secretaría “X”

 

 

 

C. JUEZ XXXXXXXXXXXXX DE LO CIVIL.

 

 

DORIS LEONARDA ALONSO GONZÁLEZ, abogada, con cédula profesional XXXXXX, debidamente registrada en el libro de este H. Juzgado, autorizada por la parte actora en los términos del cuarto párrafo del artículo 112 del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal, ante usted con el debido respeto comparezco para exponer:

 

Que por medio de este escrito, dentro del término concedido para ello, vengo a desahogar la vista que su Señoría concedió a la parte actora mediante auto de fecha XXXX de XXXXX de dos mil XXXX, con la prueba documental supuestamente superveniente que la parte demandada ofrece con su escrito de fecha XXXX de XXXX de dos mil XXXX y que hace consistir en las copias aparentemente certificadas del expediente de la Averiguación Previa número FSPI/T1/XXX/0X-XX, lo que se hace de la siguiente manera:

 

a) Se OBJETA E IMPUGNA la ADMISIÓN de la prueba documental a que se contrae la contraria, la cual debe ser desechada y consecuentemente no ser admitida ya que carece del carácter de superveniente en los términos previstos por el artículo 97 segundo párrafo y demás conducentes del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal, ya que la parte demandada, desde hace casi dos años tiene conocimiento de la averiguación previa cuyas supuestas copias ahora pretende ofrecer como prueba en este asunto.

 

En efecto, como consta en autos, mediante oficio de fecha XXXXXX de XXXXXX del dos mil XXXXX, el C. Agente del Ministerio Público, Lic. XXXXXXXXXXXXX, adscrito a la Unidad de Investigación número XXXX, de la Agencia de Investigación de Delitos Contra la Administración de Justicia, actuando en la Averiguación Previa número FSPI/T1/XXXX/0X-XX, tal y como consta en el cuerpo del texto del oficio referido, solicitó de su Señoría el acceso de peritos en materia de grafoscopía de esa H. Procuraduría a este expediente en el que se actúa en el local de este H. Juzgado, acceso que su Señoría tuvo a bien conceder, por lo que comparecieron al local de este H. Juzgado y tuvieron acceso al expediente en el que se actúa los señores XXXXXXXXXXXXX y XXXXXXXXXXXXX, ambos en su calidad de personal adscrito a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal y actuando en la integración de la Averiguación Previa número FSPI/T1/XXXXX/0X-XX. Tanto el oficio de marras, como la comparecencia aludida, fueron oportuna y debidamente notificadas a las partes mediante Boletín Judicial, por lo que es falso que la parte demandada afirme haber desconocido de la averiguación previa cuyas copias certificadas ahora pretende ofrecer como prueba superveniente.

 

b) Asimismo, se objeta e impugna la validez de la aparente certificación visible en las copias de marras, atento a que no se cumple con los requisitos legales que para su expedición prevé el Código de Procedimientos Penales para el Distrito federal, por lo que su expedición fue ilegal y la posesión de dichas copias en manos de la parte demandada es ilícita, ya que como la misma demandada lo afirma, jamás fue citada ante la autoridad administrativa, por lo que la demandada en ningún momento acreditó interés jurídico ante el Ministerio Público para que le fueren expedidas las copias en cuestión, motivo por el cual es extraño y hasta sospechosa la procedencia de las copias de la averiguación previa relativa y que la demandada sin derecho alguno las tuviere en su poder.

 

También es de observarse, que en las copias que ahora se objetan, no existe solicitud ninguna, ni acuerdo ninguno, mediante el cual se hubiere autorizado u ordenado la expedición de las copias que ahora exhibe el demandado, ni en su caso, acuerdo ninguno que mencione siquiera a petición de que parte o a favor de quien se hubieren expedido, por lo que la expedición de las copias relativas lo fue de manera ilegal y consecuentemente carecen de valor alguno, motivo por el cual deben ser desechadas. A mayor abundamiento, en las copias que pretende introducir como prueba superveniente la demandada, es visible que por acuerdo de fecha XXXX de XXX de dos mil XXX, el expediente en cuestión de la Averiguación Previa número FSPI/T1/XXXXX/0X-XX, fue remitido al Archivo Histórico de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal y no existe acuerdo o resolución ninguna mediante la cual se hubiere remitido a la Fiscalía Especial de Investigación para XXXXXX “X” de dicha dependencia, para que tuviere conocimiento o actuara dentro de la indagatoria multireferida, por lo que el C. Agente del Ministerio Público y el C. Oficial Secretario del Ministerio Público que aparecen supuestamente firmando la certificación relativa, actuaron, en su caso, fuera del ejercicio de sus funciones, ya que no les corresponde el conocimiento de la indagatoria de marras, por no haberles sido asignado dicho conocimiento en ningún momento, según el contenido de las propias copias. Consecuentemente la documental que ahora se objeta carece de valor alguno, debe ser desechada y dejarse de admitir.

 

Es de hacer notar que en las copias supuestamente certificadas que pretende ofrecer la contraria, es visible una aparente comparecencia de fecha XXXXXXX de XXXXX del dos mil XXXX, en la que se asienta que compareció el actor en este juicio señor XXXXXXXXXXXXX y manifestó ante el C. Agente del Ministerio Público que no tenía interés en continuar con la integración de la Averiguación Previa. Pues bien, es el caso que el señor XXXXXXXXXXXXX, JAMÁS REALIZÓ LA COMPARECENCIA DE MARRAS Y LA FIRMA QUE SE LE ATRIBUYE EN EL ACTA CORRESPONDIENTE NO FUE PUESTA DE SU PUÑO Y LETRA, por lo que el actor en este juicio fue suplantado en dicha comparecencia ante la autoridad administrativa, lo que será motivo de diversa indagatoria ante el C. Procurador General de Justicia del Distrito Federal.

 

c) Por lo que se refiere a lo que la demandada afirma que con dicha documental pretende demostrar que el documento base de la acción es falso, es de aclarar que la contraria omite expresar el contenido de las copias certificadas o la causa por la cual estima que con dichas copias se acredite su falso dicho, por lo que la prueba que como superveniente se ofrece, carece de los requisitos legales para su ofrecimiento y debe ser desechada.

 

No obstante lo anterior, la copia que es visible en la documental ofrecida relativa a un supuesto dictamen pericial en grafoscopía aparentemente elaborado por la C. XXXXXXXXXXXXX, el mismo lo objeto e impugno, ya que como es visible en el cuerpo de dicho dictamen, el mismo fue elaborado de manera unilateral por una sola perito y no de manera colegiada, mediante el cotejo con documentos DUBITABLES y JAMÁS SE PROCEDIÓ AL COTEJO, ESTUDIO Y ANÁLISIS DE LA FIRMA DEL SEÑOR XXXXXXXXXXXXX, con la única firma INDUBITABLE VISIBLE EN LA ESCRITURA PÚBLICA constante en acta número XXXXX, volumen XXX, fojas XXX, de fecha XXXXX de XXXXX del año de mil novecientos ochenta y XXXX, pasada ante la fe del señor licenciado XXXXXXXXXXXXX, Notario Público número XXXX, de la Ciudad de XXXXXXXXXXXXXEstado de XXXXX, la cual obra en el Archivo General de Notarias de XXXXXXXXXXXXX, documento de cotejo que a la postre fue señalado por la parte actora en este juicio como el único indubitable y ante la seguridad de la autenticidad de la firma del señor XXXXXXXXXXXXX, QUIEN FIRMÓ EL DOCUMENTO BASE DE LA ACCIÓN, EN PRESENCIA DEL ACTOR Y DE VARIOS TESTIGOS.

 

Luego entonces, si la perito mencionada omitió analizar la firma indubitable antes referida y su dictamen se basó en documentos que no fueron suscritos por el señor XXXXXXXXXXXXX ante ninguna autoridad en ejercicio de sus funciones, es evidente que su dictamen es incompleto y carece de valor alguno.

 

Amen de lo anterior, el supuesto dictamen pericial visible en las copias certificadas que ahora se objetan carece de valor alguno, por tratarse de una prueba que no fue rendida como pericial ante su Señoría y dentro de este juicio, en la forma que exige el Código de Procedimientos Civiles, sino ante una autoridad del orden administrativo penal, motivo por el cual dicha supuesta probanza debe ser desechada y atenderse solamente a las periciales en grafoscopía constantes en autos rendidas dentro del juicio y practicadas por los peritos nombrados por las partes y el tercero en discordia nombrado por su Señoría en este asunto.

 

Sirve para robustecer lo anterior, el siguiente criterio jurisprudencial:

 

“Registro No. 338951

Localización: 
Quinta Época
Instancia: Tercera Sala
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
CXXXI
Página: 455
Materia(s): Civil

DICTAMENES PERICIALES EN DILIGENCIAS PENALES, VALOR DE LOS, EN JUICIO CIVIL (LEGISLACION DEL ESTADO DE JALISCO).

Un dictamen cuyo origen sean diligencias de carácter penal, levantadas por el Ministerio Público, y en el que se fija la cuantía de unos daños, no surte efecto en un juicio civil, si tal dictamen se desahoga en forma unilateral, y sin audiencia de la parte contraria, pues de conformidad con los artículos 351 a 359 del Código de Procedimientos Civiles de la entidad, cada parte tiene derecho a nombrar su perito y un tercero el juez en caso de discordia.

Amparo directo 6037/56. Salvador Haro Reynoso. 27 de febrero de 1957. Unanimidad de cuatro votos. Ponente: Mariano Ramírez Vázquez.”

 

d) Finalmente, es de insistirse que se objeta e impugna, tanto la admisión de la documental que ofrece como superveniente la parte demandada, como el alcance y valor que pretende atribuirle, ya que como es de explorado derecho y como lo ha sostenido reiteradamente la Suprema Corte de Justicia de la Nación, las actuaciones practicadas por el representante social aportadas como prueba en juicio civil, no son actuaciones judiciales y, por lo tanto, carecen de valor probatorio pleno.

 

Por lo expuesto,

 

A USTED C. JUEZ, atentamente pido se sirva:

 

PRIMERO.- Tenerme por presentada con este escrito, desahogando la vista que su Señoría concedió a la parte actora mediante auto de fecha XX de XXXX de dos mil XXXX (segundo acuerdo), con la prueba documental supuestamente superveniente que la parte demandada ofrece con su escrito de fecha XXX de XXXX de dos mil XXXX.

 

SEGUNDO.- Desechar y dejar de admitir la prueba documental a que se contrae la contraria en el escrito cuya vista se desahoga, por las razones mencionadas en este escrito y por carecer de la naturaleza superveniente que la contraria pretende falsamente atribuirle.

 

 

PROTESTO LO NECESARIO

 

México, Distrito Federal, a XX de XXX de 200X.

REFFRÉGER ALONSO

Bufete Jurídico

DAG/erm.

Agradeceremos sus comentarios y sugerencias

Regresar al menú